Gonzalo Villar del Fraile es la gran apuesta. Hay casos contados en los que un club llegue a pagar 300.000 € por un juvenil de 17 años. El Valencia lo hizo a comienzos de la temporada 2015/16. Es murciano, pero llegó del Elche C.F., concretamente de hacer la pretemporada a las órdenes de Rubén Baraja. No es el talento más grande de la Academia, pero sí un proyecto de buen centrocampista (líder) que, como es normal, aún está terminando de hacerse. Aun así, ha sido internacional sub-16 y sub-17 con la Selección Española y está siendo indiscutible en el Mestalla de Lubo Penev. Va a dar que hablar en los próximos 2-3 años, eso seguro. 

Hablamos de un mediocentro con un perfil por determinar, puesto que ahora mismo puede desempeñar varios roles con mucha solvencia. Tradicionalmente, Gonzalo ha variado entre la posición de mediapunta y, sobre todo, la de interior de recorrido con llegada al borde del área. Gracias a su notable técnica, es capaz de evitar rivales en carrera con cierta solvencia. Tiene visión y velocidad mental, por lo que una de sus mejores virtudes, hoy por hoy, es la facilidad que tiene para encontrar a sus compañeros y para combinar. Un buen ejemplo de lo que digo es el partido que disputó el Juvenil A (16/17) ante el Sevilla en octavos de Copa del Rey (vídeo abajo ↓; Gonzalo es el ‘8’).

“No tiene miedo a dar pases largos y es un gran filtrador de balones entre líneas para sus compañeros. ‘Caramelos’ que ellos saben aprovechar muy bien y lo agradecen porque son asistencias de gol casi al cien por cien. Su pie bueno es el derecho y ahí atesora un ‘guante’. Fuerte y alto, los balones aéreos los domina a la perfección y al corte es contundente y expeditivo pero siempre con lealtad, nunca esconde la pierna ni suele rehuir del choque”. 

Paco Rius sobre Gonzalo Villar (Yo Soy Noticia)

La gran incógnita radica en una cuestión de tanta relevancia como es decidir si es un jugador ofensivo o defensivo. “En pretemporada (17/18) ante el Lorca, a mí me sorprendió de ‘6’. Tácticamente estuvo perfecto”, comenta Rubén Alvir. “Yendo muy bien al cruce, ocupando bien los espacios libres y, como tiene talla, por arriba se las llevó todas”, añade. Así que estamos ante la disyuntiva de decidir si un futbolista de 19 años tiene que centrarse en una mitad del campo o en la otra. Por suerte, como le ocurrió a Eugeni en su temporada en el Mestalla, el sacrificio es otra de las características de Villar, por lo que sea cual sea el camino le costará mucho menos llegar.

Sin embargo, no posee una gran habilidad para los regates cortos ni tiene una capacidad de giro fuera de lo común. Por lo tanto, -y esto es puramente opinativo-, quizás su mejor versión la veamos en un doble pivote junto a un acompañante algo más defensivo. Su trabajo y su despliegue ayudarán a dar equilibrio colectivo, pero es un futbolista con un trato de balón por explotar y creo que su futuro está en ser organizador (y no creador). Es bueno dando continuidad a las jugadas y creo que podría evolucionar hacia ese rol de Parejo. Cogiendo mando y peso. Quizá por eso requiera de un socio que hable su mismo idioma en el 4-1-4-1 de Penev, ya que Petcoff es el pivote y Miki Muñoz es ida-y-vuelta. ¿Por qué no Gonzalo atrás y Villalba delante de él? El futuro dirá.

PERFIL REALIZADO CON LA COLABORACIÓN FUNDAMENTAL DE RUBÉN ALVIR, ENTRENADOR NACIONAL DE FÚTBOL Y SEGUIDOR HABITUAL DE LAS CATEGORÍAS INFERIORES DEL VALENCIA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s