El 31 de agosto de 2016, cuando el Valencia apuraba el mercado para fichar todo lo que no había fichado en dos meses, Record y A Bola soltaron un rumor en forma de afirmación:Gonçalo Guedes iba al Valencia. Por unas cosas u otras, 6 meses después acabó en el PSG donde, -qué sorpresa-, vio cortada su progresión por la falta de minutos. Este es otro de esos casos que hacen bueno el dicho: la prisa no es buena consejera. “Hay dos personas vitales en su irrupción: el agente Paulo Rodrigues (su descubridor), que evitó que dejara de jugar en edad cadete y que ayudó económicamente a su familia, y Jorge Jesús. quien le dio la oportunidad cuando despuntaba en el Benfica B”, explica José María Nolé (creador de Fútbol Portugués desde España, web de referencia sobre el fútbol luso). “El cambio de agente le valió para dar el salto al club parisino, pero creo que ha sido perjudicial en su entorno, ya que le privó de un sosiego que le hubiese venido muy bien“, comenta.

La gran duda que reside en Valencia con su cesión es su posición. José María señala casos similares en Portugal como son los de Eric Dier (Spurs) o André Gomes (Barcelona), quienes no explotaron hasta que no encontraron una posición fija. A Guedes puede ocurrirle un poco lo mismo si no termina de situarse sobre el terreno de juego. Tomàs Martínez (Marcador Internacional) sigue esta misma línea de pensamiento. “A mí me parece que es un futbolista que todavía está por definir, porque ha jugado en varias posiciones y se adapta a distintas demarcaciones, pero quizás no ha tenido tanta continuidad en la élite como para encasillarle en una“, argumenta.

“En la UEFA Youth League destacó como extremo izquierdo, en el primer equipo del Benfica asomó la cabeza jugando por la banda derecha -con Gaitán en la izquierda- y luego, antes de fichar por el PSG, se aprovechó de la lesión de Jonas para abrirse un hueco como segundo punta, donde acompañó a Mitroglou”, concreta. Entonces, ¿qué planes tendrá Marcelino para él? Recordemos que, con el asturiano, los volantes tienen un doble papel bien distinto: en fase defensiva defienden pegados a la cal, pero en ataque depende del perfil de cada uno (Soler siempre termina dentro y Cancelo daba profundidad). Por lo tanto, ¿encaja Gonçalo Guedes en la banda derecha vacante? A priori, debería poder adaptarse ahí sin mucha dificultad. Y no sería extraño, puesto que el entrenador siempre busca potenciar al colectivo y no a un jugador en concreto.

Guedes es un futbolista que brilla en las transiciones ofensivas. Es un jugador vertical, de una notable técnica en carrera, explosivo y con un más que aceptable cambio de dirección. “En ambas bandas demostró en el Benfica que es bastante aplicado en el trabajo defensivo. En la izquierda puede aprovechar su buen disparo, que es uno de sus puntos fuertes junto a su conducción y la velocidad que atesora. Puede tirar la diagonal hacia dentro y disparar desde lejos o dibujar desmarques más profundos. En la derecha puede utilizar ese buen golpeo para centrar”, analiza Tomàs. “Como segundo punta encaja si tienes un delantero que fije a los centrales y le permita atacar los espacios, porque es rapidísimo”, añade. Zaza podría ser perfectamente ese punta.

“La velocidad y fondo físico de Guedes y Gaitán les posibilitó trabajar en defensa cerca de su lateral y después iniciar contragolpes en los que a menudo Jonas fue un punto de apoyo útil, pues le pasaban la pelota, la protegía y esperaba unos segundos hasta que se acercasen a campo rival. En una acción de este tipo, ya en la segunda mitad, el Benfica le dio la vuelta al encuentro: Jonas habilitó a Gaitán y el argentino encontró a Guedes, que cruzó de maravilla ante la oposición de Oblak. El partido de Gonçalo Guedes resultó especialmente ilusionante por su constante aportación a todas las facetas del juego a lo largo de los 90 minutos. Cumplirá 19 años en noviembre”. 

Tomàs Martínez sobre Guedes ante el Atleti (MarcadorInt, 2015)

En su teórica posición como volante derecho, Guedes podría usar su amplio abanico de recursos para ser imprevisible frente al lateral rival: es capaz de romper por fuera por potencia o de combinar por dentro para buscar el disparo (aunque no sea su lado más favorable para explotar este recurso. Si suple el rol de Cancelo se encargará de desbordar y se fundirá menos con la creación. Sea como fuere, tiene madera y potencial para poder adaptarse a muchas situaciones de ataque. Por ahora, al tratarse de un jugador en plena fase de cocción, es difícil concretar más hasta no haberle visto unos cuantos partidos. Si no peca de individualista y aprende a mejorar su toma de decisiones (dos de los defectos que le atribuye Tomàs), estamos ante un jugador que dará que hablar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s