Jeison Murillo ha firmado una cesión de 2 años y llega desde el Inter de Milán a cambio de una cláusula de compra obligatoria de 12 millones. Llega para ser estructural en el sistema de Marcelino, pues se trata de un defensa central con unas características, a priori, idóneas para el estilo que quiere desarrollar Marcelino. Pero bueno, ahora hablamos de todo esto. El colombiano, canterano de Deportivo Cali, llega tras hacer carrera en Dépor Aguablanca, Cádiz, Las Palmas y Granada, siendo estos dos últimos equipos en los que mayor presencia ha tenido (94 partidos entre ambos).  Tras su última temporada en el conjunto nazarí, puso rumbo a Milán para embarcarse en un proyecto tan ambicioso como inestable. Quizás por eso no ha llegado a rendir del todo nunca.

El barranquillero es el complemento ideal para otro central más táctico. Es un defensor de un perfil más físico, especialista en las transiciones defensivas. Se le da muy bien lo de correr hacia atrás. No destaca por su velocidad, pero sí es potente e inteligente en la carrera: ocupa bien los espacios y gusta mucho de utilizar el tackle (va al suelo con cierta facilidad). Quizás no tenga mucha cadera para girar rápidamente en el 1 contra 1, pero sabe rectificar con velocidad y es un perfecto escudero de su pareja. Murillo es de esos centrales expeditivos que sale de la cueva para pelear un balón por alto (como lo hacía Otamendi) y saber medir bien en el choque. No es muy alto (1,82), pero ofensivamente es peligroso en el juego aéreo (en Las Palmas, por ejemplo, hizo 4 goles en 41 partidos). En salida de balón no desentona, especialmente en lo referido a los envíos en largo. Además, tampoco es extraño verle arrancar desde atrás con cierta potencia.

«A sus 25 años el colombiano ha demostrado ser uno de los defensas con mayor potencial de Sudamérica pero para alcanzar cotas altas de rendimiento es fundamental que esté metido. Sus cualidades están fuera de toda duda. “No es tan fino como Garay pero tiene buena salida de balón, es más ágil que el argentino y de cabeza va espectacular, es un martillo. Quizá ese sea su punto fuerte”, relata para SUPER uno de los jugadores que ha compartido vestuario con él y que ha vivido de cerca su progresión en las últimas temporadas, “es contundente y rápido, algo muy importante en un central, y otra de sus mejores virtudes es la agresividad. Es un central duro y cuando está en el campo es un líder, siempre está dirigiendo la defensa. Va rápido al corte y hace bien las coberturas. Es un animal, lo demuestra en los entrenamientos y en los partidos”».

César Izquierdo sobre Murillo (Superdeporte)

En resumen, Jeison da la impresión de ser todo lo que no ha podido ser Abdennour, quien ha dejado uno de los rendimientos más pobres de la historia reciente del Valencia. El colombiano sí parece ajustarse a lo que busca Marcelino. Jugando con el bloque bajo es agresivo y preciso. Sin embargo, también puede cumplir cuando el partido se rompa y todo sea un ida y vuelta caótico e incontrolable. Se puede adaptar a varios contextos distintos con cierta suficiencia. En 2015, Eduardo José Ustaritz escribió sobre él en Ecos del Balón y destacó que, en Granada, siempre fue “el primero en llegar a anticipar y el primero en llegar a corregir“. “Hace todo con velocidad, pero eso no lo hace perder el temple. Su carácter le hizo parecer más experimentado de lo que realmente es y eso le valió alguna que otra mala foto en una liga en la que juegan fenómenos”, explicaba en su día.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s