Ferhat Cogalan se dio a conocer hace varios años, cuando el Valencia ganó el famoso torneo alevín de Arona en 2014. Fue sólo un año después de que llegase desde el Olympique de Marsella. En la final, frente al Atlético de Madrid, el chaval de -por entonces- 12 años se lució con dos golazos que todo valencianista guardó en su memoria. Aún le quedaba mucho camino por andar, pero su nombre ya estaba en boca de todos. Sólo había que esperar un lustro desde entonces para que empezase a asomar la patita por debajo de la puerta. Este año, en teoría, estará en el Cadete A tras hacer la pretemporada con el Juvenil B. Paso a paso.

Nacido en 2002, Ferhat es un ’10’, un mediapunta que, por características, no tardaría en adaptarse al puesto de interior o incluso a jugar en una banda en un momento dado. Y esto es gracias a su principal virtud: su enorme capacidad de regate en una baldosa. Sumado a su buena conducción de media distancia y a su gran habilidad para esconder y aguantar la pelota, hacen que sea muy complicado quitársela. Es un chico con un físico liviano y, por ende, tiene una gran facilidad para girarse y generar ventajas. Técnicamente es muy bueno y bastante elegante, además de ser prácticamente ambidiestro a la hora de tocar el balón.

No es la primera opción de su equipo para el balón parado, pero se defiende bien cuando le toca intentarlo. A esto hay que añadirle que, pese a no ser una especialidad, tiene un buen último pase y un aceptable disparo de media distancia, aunque sobre esto me gustaría extenderme un poco más abajo.

Sus defectos más visibles son los típicos de la edad y de la posición que ocupa: no es un jugador demasiado intenso en defensa y no destaca por su físico, por lo que tampoco controla las situaciones de juego aéreo. Nada importante o que no se pueda ir mejorando con los años y la madurez. También creo que le falta subir un escalón en la toma final de decisiones. Me parece un buen penúltimo pasador (y enlazo con lo de antes), pero no destaca en la finalización. De todas formas, alguien a quien -proporcionalmente y salvando las muchas distancias- se le puede comparar como es Aimar, tampoco aportaba unas cifras de escándalo, sino que se dedicaba a hacer magia. Y eso es más que de sobra.

PERFIL REALIZADO CON LA COLABORACIÓN FUNDAMENTAL DE RUBÉN ALVIR, ENTRENADOR NACIONAL DE FÚTBOL Y SEGUIDOR HABITUAL DE LAS CATEGORÍAS INFERIORES DEL VALENCIA.

(Poned el minuto 06:24 para ver un gol que le define)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s