Kangin Lee tiene uno de los futuros, a medio plazo, más prometedores de la Academia. Nacido en el año 2001 en Incheon (Corea del Sur), llegó a Valencia con su familia con apenas diez años y solamente dos después ya fue uno de los jugadores más destacados del Torneo de Arona de 2013. El surcoreano sigue con la costumbre del Valencia de sacar enganches de calidad en los últimos años. Isco (hoy jugador del Real Madrid) fue el caso más sonado, pero en el Mestalla ya están Fran Villalba y por detrás llega él. Y además, como añade Juan Carlos Alarcón en Plaza Deportiva: “Es toda una estrella puesto que Kangin Lee se hizo famoso en el país con apenas siete años, ya que participó en un ‘talent show’ que le encumbró entre el gran público. Es más, la Federación surcoreana quiere empezar a convocar ya al joven valencianista para que encabece la selección sub-16″. Tanto es así, que muchos le conocen como el ‘Messi surcoreano’ (con el peligro que tienen las comparaciones) por su habilidad someter rivales a su voluntad, pero la verdad es que se parece más, en cuestiones estilísticas, a David Silva que al astro argentino. 

Cabe destacar que Lee además de haber realizado parte de la pretemporada con el Juvenil B, ya es uno más de su plantilla donde ya se ha estrenado como goleador en las pocas jornadas que ha jugado. Alesanco lo renovó y la temporada que viene, a pesar de ser juvenil de primer año, formará parte del grupo que dispute la categoría de División de Honor Juvenil (Juvenil A). 

Lee es un ’10’ zurdo, un mediapunta de los de toda la vida (aunque también puede desempeñarse, por características, como extremo a pierna cambiada). Posee una gran habilidad con el balón en los pies, gran visión de juego y un notable último pase. Técnicamente es un jugador superior, efectivo en el 1×1 y sobre todo muy desequilibrante. Habitúa a usar su cuerpo para engañar al rival y girar bruscamente sobre sí mismo, lo que le lleva a generar ventajas constantes. Otros de sus puntos fuertes es el golpeo de fuera del área, tanto a balón parado (disparando o buscando rematador) como durante el juego. Esto le sirve para marcar una cifra elevada de goles temporada tras temporada Esta misma temporada ya le hizo un hat-trick al Alboraya: dos desde más de 35 metros y otro de falta directa (ver vídeo). Por último, es un jugador que busca mucho el espacio libre entre medios y centrales donde crea mucho peligro a sus rivales.

El surcoreano tiene los defectos habituales en un enganche puro: en algunas ocasiones sufre desconexiones en el aspecto defensivo, tema que irá mejorando conforme vaya subiendo de categoría. Además, como buen zurdo, la diestra no es su fuerte; es un futbolista que apenas la usa. Y para terminar a veces, valiéndose de su superioridad, abusa de las individualidades al recrearse en alguna jugada y tampoco el juego aéreo es una de sus principales virtudes.

PERFIL REALIZADO CON LA COLABORACIÓN FUNDAMENTAL DE RUBÉN ALVIR, ENTRENADOR NACIONAL DE FÚTBOL Y SEGUIDOR HABITUAL DE LAS CATEGORÍAS INFERIORES DEL VALENCIA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s