Hugo Guillamón Sanmartín está considerado, para los conocedores de la cantera, como el central del futuro. Nacido en el año 2000, ha sido titularísimo en todas las categorías inferiores de España y de la selección Valenciana, además de ser el gran valor de la Academia. De aquí siempre han salido grandes centrales que acabaron afianzándose en el primer equipo (el último, Raúl Albiol). Desde éste, no ha habido un central formado en la Academia en el primer equipo. Estamos ante el jefe de la defensa del Valencia la próxima década.

“Pero la realidad es que hablamos de un jugador que destaca por su colocación en el campo, que sabe leer las situaciones y si encima añadimos que saca el balón con una elegancia tremenda sabiendo en cada momento qué hacer con el balón, hablamos del central perfecto”

Paco Rius (YoSoyNoticia)

Hugo es un defensor que hace honor a al tópico de central moderno, de esos que destacan por su gran salida de balón, lectura del juego y elegancia a la hora de salir jugando desde atrás. Posee gran precisión en el desplazamiento largo y es capaz de superar las líneas de presión rival con cierta facilidad. No sólo defiende, sino que crea, dirige y manda. Ha sido capitán en todas las categorías del Valencia y tiene carácter, liderazgo y jerarquía para guiar a su equipo.

A su calidad técnica, hay que añadirle su inteligencia táctica, buena colocación, eficacia al cruce y contundencia en la marca. Además, también puede actuar por ambos perfiles ya que es un jugador ambidiestro y por sus cualidades también se ha desempeñado en la posición de pivote.

“Contundente en la marca y rápido al cruce, el clásico ‘4’ criado en Paterna recuerda en su forma de jugar al mítico Ricardo Arias, puesto que su depurada técnica individual a la hora de jugar el balón desde la defensa es una de sus grandes virtudes, en un fútbol en el que los defensas son los primeros atacantes del equipo”

Juan Carlos Alarcón (Plaza Deportiva)

Sin embargo, tiene un problema que puede ser trascendente de cara al futuro: ronda el 1,76 a sus 17 años, una estatura algo baja para la posición que ocupa. Cabe plantearse, de cara al medio-largo plazo y dependiendo de su crecimiento físico, si Guillamón no terminará como mediocentro posicional de forma permanente, puesto que es una posición que no le es extraña y a la que podría adaptarse dadas sus cualidades. Ambas ocupaciones serían de muchísima utilidad para el Valencia de la próximo lustro.

Aun así, suple esta carencia con un buen juego aéreo, gracias al cual termina con una buena cifra de goles a balón parado cada temporada (ésta, sin ir más lejos, debutó con el Juvenil División de Honor marcando el gol de la victoria de cabeza a la salida de un córner). Por otra parte, debe corregir algunos excesos de confianza propios de un defensor con su calidad, pero esto es algo que da la experiencia y la madurez.

PERFIL REALIZADO CON LA COLABORACIÓN FUNDAMENTAL DE RUBÉN ALVIR, ENTRENADOR NACIONAL DE FÚTBOL Y SEGUIDOR HABITUAL DE LAS CATEGORÍAS INFERIORES DEL VALENCIA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s