El último día de traspasos, el Valencia apuntaló su defensa con Eliaquim Mangala, que vino cedido del Manchester City sin opción de compra aparente. Un central que a mí, particularmente, me dejaba dudas por su similitud con Abdennour en el sentido físico. Cierto es que su nivel en el Porto fue altísimo y que bajó el pistón al fichar por el equipo inglés. E imagino que Guardiola no contaba con él por tener ya a Otamendi, Kompany, Stones o Kolarov (sí, lo usa de central zurdo), cuatro defensores de mejor trato de balón que el francés. Así que supongo que aportará otras cosas que no sean salida desde atrás y que de eso se encargará su compañero Garay, que es sin duda el que mejor lo hace los cuatro. Lo que es seguro es que generó ilusión, ya que a la que esté al 80% mejorará lo que hemos venido viendo en Mestalla este último año (tampoco es difícil, no nos vamos a engañar).

Yo debo reconocer que he visto a Mangala en directo en un campo de fútbol y que pocos físicos me han impresionado más. Y no me refiero a verle la estampa, sino al uso práctico que le daba al mismo. Me parece que tiene un potencial tremendo. Aunque también creo que Pellegrini no es lo que necesita un joven jugador para desarrollarse bien.
Abel Rojas, comentario en un post de Ecos del Balón (septiembre, 2014)

Esta vez hemos contactado con Héctor Pérez -como ya hiciéramos con Mario Suárez– para que nos cuente qué opina del paso de Mangala por la Premier League inglesa y cómo ve el fichaje del jugador por el Valencia. Seguramente, al venir a un Valencia con tan pocas expectativas atrás, Mangala no va a tener la presión que tenía en Mánchester. Ahí puede generarse un contexto favorable para su rendimiento.

¿Quién es Mangala y cómo fue exactamente su paso por el Manchester City?
El fichaje de Eliaquim Mangala por el Manchester City generó grandes expectativas por el nivel al que había conseguido llegar en el Porto. Y pese haber tenido oportunidades durante las dos temporadas que ha pasado en Manchester (ambas con más de 2000 minutos) la sensación siempre fue similar. Bajo un precio elevado, la presión desde un inicio fue muy alta. Nunca llegó a adaptarse. Desde un inicio cualquier fallo que tuvo fue muy criticado. Sus actuaciones, que dejaban muy claro que era un jugador al que le faltaba ser bien guiado para rendir bien, no fueron a la altura de lo que se esperaba. Y aunque en cada entrevista que le hacían los medios ingleses se reafirmaba en que trabajaría por mejorar en todo lo que fallaba, siendo él el primero en saber sus errores, nunca llegó a subsanarlos.
En la última campaña, con el equipo prácticamente tramitando la temporada, dispuso de más minutos de los esperados por las lesiones que sufrió el Manchester City en el centro de la defensa (y con menos presión tuvo más estabilidad que en la primera temporada). Alguna actuación que tuvo no fue mala, pero los partidos de Mangala suelen ir por tramos y si los comienza mal no suelen acabar en buen camino.
¿Qué virtudes pudieron vislumbrársele?
Es un jugador con unas cualidades tremendas, tiene un gran físico, lo que le permite disputar una gran cantidad de balones, y aunque los balones aéreos no es su fuerte (extraño para lo que mide) tiene una buena potencia de salto. También tiene una gran zancada que le permite ir a defender al espacio con contundencia y rapidez, y su desplazamiento de balón no es malo.
¿Y sus defectos?
El “pero” de Mangala nace en su falta de concentración a lo largo de noventa minutos o su exceso de confianza al ir a pujar balones en defensa. Estos aspectos, posiblemente, son los que le han hecho tener un gran número de errores que de tener más temple y no alcanzar así la regularidad que buscó (también hay que tener en cuenta que las críticas desequilibraron la balanza y pese a tener minutos no dispuso de mucha confianza). Principalmente, la concentración es lo que más le arrastra a cometer fallos. Debido a estos en muchas ocasiones se encuentra mal posicionado, disputa balones de una forma que no debería (lo cual le ha llevado a cometer muchas faltas innecesarias) o intentar defender en lugares donde no debería acudir.
¿Crees que puede irle bien en Valencia? 
Dicho esto, Mangala ha ido de más a menos con el paso de los años, pero sus condiciones siguen siendo las mismas a falta de corregir esos defectos que tiene. Necesita tener continuidad en un lugar donde tenga confianza, donde no se le reproche todos los fallos que cometa como un ultimátum. Necesita estabilidad a la par que convivir con un defensa que le acompañe y sea la voz cantante de los dos centrales para que de esta manera poder ir mejorando, recuperando lo que un día alcanzó a ser en el Porto y llegar así al nivel que se espera de él.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s