El filial afronta el nuevo curso con el objetivo de, como mínimo, igualar el registro de la pasada campaña, una de las mejores de los últimos años en lo que a posición en la tabla se refiere. Arranca la temporada para un Valencia Mestalla que ha sufrido una remodelación brutal durante este mercado estival. Más allá de los movimientos de entradas y salidas, es importante hablar sobre el cambio de filosofía que ha instalado el club para el filial.

El Valencia, como ya se vio tras la llegada de Alesanco con los fichajes de jugadores con una dilatada carrera en el pasado mercado de invierno, pretende que su segundo equipo no pase apuros durante la temporada y que, incluso, pueda luchar por los puestos altos de la clasificación. Por ello, el cambio en la política de fichajes: se alternan los fichajes de jugadores jóvenes, con potencial para el primer equipo, con futbolistas contrastados (o no tanto) con experiencia en la categoría, como hacen los filiales de Barcelona y Villarreal, por ejemplo. Se vio a mitad de temporada que este giro funcionó, pues Ariday y Quim Araujo se erigieron piezas clave en los esquemas de Curro Torres desde su llegada al club valencianista y ayudaron al filial a salir del pozo en el que estaban metidos. Por ello, el Mestalla ha sido reforzado por jugadores como el central Grego Sierra, de 24 años y con experiencia en la categoría de bronce, o el medio Eugeni Valderrama que con 22 años ya ha pasado por varios equipos de 2ª B. Además, para darle continuidad al proyecto, se ha renovado a los pilares fundamentales de la pasada campaña: el central Sergio Ayala, el medio Quim Araujo y el extremo Ariday.

El Mestalla tiene un estilo y una idea muy marcados: se basan en el juego de posesión, con Carlos Soler como catalizador del juego y los centrales muy abiertos para sacar la pelota jugada desde la zaga. Carlos Soler es el ancla del equipo por donde pasan todos los balones en cada posesión para empezar las jugadas. Es un equipo que siempre pretende jugar el balón sacado desde atrás, dominando al rival desde medio campo y acumulando gente en ataque con laterales muy profundos. Pero también es un conjunto que se adapta, pues combinan el dominio de balón con transiciones rápidas en ataque con Ariday y Sito (o Nacho Gil), dos puñales en banda.

Sin título
Once base del Valencia Mestalla (predicción)

La buena temporada realizada el pasado curso ha sido un arma de doble filo para un Mestalla que, buscando montar un bloque que compitiera por el ascenso, ha visto como muchos de sus jugadores han marchado de sus filas. Un arma de doble filo porque ha tenido pros y contras ya que muchos jugadores han llamado la atención de equipos de mayor categoría, e incluso del primer equipo del Valencia, y han logrado dar el salto, pero en el aspecto negativo se puede apreciar que el filial ha perdido respecto al año pasado con las salidas de sus futbolistas con mayor potencial. No han pasado desapercibidas las buenas actuaciones de Álex Sanchez o Diallo, que han marchado a Italia y Bélgica respectivamente; ni las cabalgadas por banda de Akapo, que marchó a Huesca; tampoco los goles y la garra de Iban Salvador, que puso rumbo a Valladolid; ni el músculo de Zahibo, la lucha constante de Tropi o la calidad de Fernando Cano, que han recalado en Nàstic, Alcorcón (cedido) y Mallorca. Además de los jugadores que, sin minutos en el filial pero que el club no quiere perder de vista, han marchado cedidos a conjuntos de la categoría de bronce, como Álvaro Pérez o Mikey, que han recalado en el Guijuelo. Otros sin embargo no han tenido esa suerte y han marchado del club.

Es por ello que el club ha tenido que reforzar al filial con jugadores experimentados, incluso se ha abierto al mercado internacional para hacerlo, y ha tenido que echar mano de su cantera, como es lógico. Ha vuelto Ferrán Ferri tras su cesión en Guadalajara para competirle el puesto a Sivera, han llegado Grego Sierra (Lorca) y el desconocido ucraniano Ivan Zotko (Metalist) para suplir la baja de Diallo y reforzar el eje de la zaga. El mediocampo, que quizá quedó mermado tras las salidas, ha sido cubierto con las llegadas de Eugeni Valderrama (Badalona) e Iván Cifuentes (Albacete). Por último, se ha firmado a Jordi Sánchez (AE Prat), que tendrá que hacer olvidar los goles de ‘Chicho’ Arango e Iban Salvador, como punta de lanza para la delantera. También han ascendido desde el Juvenil el central Javi Jiménez, el lateral Marc Ferris, el extremo Alberto Gil y el delantero Rafa Mir. Además, Curro Torres ha estado contando esta pretemporada con los aún juveniles Álex Centelles (lateral izquierdo), Gonzalo Villar y Fran Villalba (medios) o Marco Farisato (delantero).

Una plantilla amplia para el técnico del filial que, como cada año, tendrá que reinventarse, como ha hecho esta pretemporada ubicando a Javi Jiménez en la posición de pivote defensivo, si no quiere pasar apuros e igualar el registro del año pasado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s