“Es un grupo en el que el Valencia es favorito”. Es lo primero que se nos vino a la cabeza. San Petersburgo, Lyon y Gante son las tres ciudades a las que viajará el Valencia; Zenit, Olympique de Lyon y KAA Gent, los equipos que visitarán Mestalla. Los dos primeros, los más fuertes junto al propio conjunto ché. Irati Prat, Marco Casinos y yo analizamos a los tres rivales de un grupo equilibrado. 

KAA GENT (por Irati Prat)

● Contexto

Si algo tienen en común la pasada y la presente temporada para los aficionados del KAA Gent es que ambas quedarán en el recuerdo para siempre. Coronados como campeones de liga por primera vez en sus más de cien años de historia, el equipo flamenco afronta su primera participación en la Champions League, que no su primera participación en competición europea pues llegó a jugar la extinta Recopa y la Copa de la UEFA bien llamada ahora Europa League. Sin embargo, no estamos aquí para hablar de lo que ocurrió en el pasado sino más bien de lo que ocurrirá en el futuro. ¿Qué nos ofrecerá el KAA Gent esta temporada en Liga de Campeones? Empecemos a descubrirlo…

● Análisis y opinión

Pese a haber arrancado la temporada con luces y sombras, toda la estructura que hizo al KAA Gent campeón se mantiene en su reluciente y moderno Ghelamco Arena. No han perdido a futbolistas importantes y han apuntalado los puntos débiles de la plantilla con refuerzos escasos pero muy bien estudiados. Con cinco empates y dos victorias, el equipo de Heinz Vanhaezebrouck es el único equipo que aún no ha perdido en lo que llevamos de liga belga y pese a ello, como hemos dicho anteriormente, el equipo no las tiene todas consigo de cara a su estreno en Copa de Europa. Hay dudas. Falta gol.

La seguridad defensiva está establecida pese al arriesgado 3-5-2 de Vanhaezebrouck donde Asare y Rafinha, laterales en el pasado, hacen las veces de centrocampistas mientras que Foket, Milicevic o Dejagere participan como carrileros. En el centro del campo llevan la manija Sven Kums y Renato Neto, que contrastan criterio y veteranía con potencia y juventud. Además, el ya mencionado Milicevic es un futbolista con una calidad inmensa y una zurda prodigiosa, siendo providencial la pasada temporada en la consecución del campeonato liguero. Sin embargo, lo mejor está aún por llegar destacando como futbolistas clave a Matz Sels, Laurent Depoitre y Moses Simon.

Matz Sels es el guardameta del KAA Gent y fue, junto a Matthew Ryan, el mejor portero de la pasada campaña en la Jupiler Pro League. Pese a su juventud se ha consagrado ya como un meta seguro bajo palos y que maneja prácticamente todos los ámbitos del juego. Laurent Depoitre es el máximo goleador del KAA Gent y que su aspecto tosco y torpón no os engañe, aunque no sea el delantero más técnico del planeta emboca en la portería gran cantidad de las ocasiones que llegan a sus pies. De hecho, es la única buena noticia del KAA Gent esta temporada en el frente de ataque, el único que se mantiene acertado. Para acabar, hablar de Moses Simon. Este joven nigeriano que participó del pasado Mundial Sub20 llegó a Bélgica en el mercado invernal y al momento se hizo pieza clave en el esquema de Vanhaezebrouck. Con capacidad para jugar por banda, como mediapunta o directamente como segundo punta, Moses Simon destaca por su alta capacidad técnica y de desborde. Un extremo menudo y veloz que tiene en jaque a todas las defensas de la liga belga. Nos lo pasaremos bien con este equipo, de eso no hay duda alguna.

once Gent

OLYMPIQUE DE LYON (por Álex Martínez)

● Contexto

La última vez que el Stade Gerland disfrutó de la música de Tony Britten en una fase de grupos de la Champions, Rémi Garde disponía de Lloris, Cris, Michel Bastos y Lisandro López, entre otros. El APOEL Nicosia les privó de los cuartos de final de una Liga de Campeones que terminaría ganando el Chelsea de Di Matteo. Después (en 2013), Griezmann, Seferović y Vela mandaron al Lyon de cabeza a la Europa League. Allí, enclaustrados en el Grupo I, quedaron primeros por delante del Betis, Vitória Guimarães y Rijeka. Chornomorets y Viktoria Plzeň fueron víctimas después; la Juventus ejerció de verdugo en cuartos. Tras esto, Hubert Fournier cogió al equipo en un año sin Europa y le peleó la Ligue 1 al PSG, quedando en 2ª posición y volviendo al cielo continental.

● Análisis y opinión

El Olympique Lyonnais acostumbra a formar con un 4-4-2 en rombo, aunque hay tramos en los que se aprecia un 4-3-3 o un 4-4-2 con dos líneas marcadas. Su principal y más evidente defecto se encuentra en la salida de balón desde la defensa, sobre todo cuando Mapou Yanga-M’biwa parte como titular. El ex de Montpellier y Newcastle es un central que confía demasiado en su buen físico, el cual sí le permite rectificar algunos fallos en la anticipación, pero que la mayoría de veces sólo causa disgustos. Los centrocampistas tampoco son prodigios con el balón en los pies. Gonalons como pivote defensivo, Tolisso (más físico) a la izquierda y Ferri (interior más mixto) a la derecha, suelen armar el trivote que escuda a Valbuena en la mediapunta. Su calidad en el balón parado, su técnica y su capacidad para construir el juego de un equipo en ¾ de campo, son bien conocidas. Arriba, y ante la baja del –hoy por hoy– mejor jugador del Lyon (Nabil Fekir), seguramente sea Beauvue quien acompañe a Lacazette arriba.

El estilo de este equipo se basa, fundamentalmente, en un centro del campo sólido que inicie transiciones rápidas hacia arriba. A falta de extremos, Rafael y Bedimo otorgan una profundidad más que importante desde los laterales. El primero es de sobra conocido por su irregular trayectoria en el Manchester United y sus problemas defensivos; el segundo, zurdo y muy potente, confía mucho en su disparo de media-larga distancia y siempre trata de asomarse para buscar la oportunidad. Ésta es una buena muestra de lo ofensivo que pretende ser el Lyon de Fournier. Los dos puntas siempre se alternan, se mueven, se juntan, se abren (para dejar sitio al ‘trequartista’) y combinan. Es un equipo peligroso cuando el balón está en campo contrario y tienen suficiente espacio para correr. Pero les cuesta mucho correr hacia atrás, pese al buen trabajo de Gonalons. Unos laterales tan ofensivos, una defensa más física que táctica y un centro del campo sin capacidad para tener el balón, hace que Anthony Lopes tenga que lucirse en más de una ocasión.

El Valencia es mejor que este Olympique de Lyon por lo visto en estas primeras fechas, más aún con la lesión hexamesina de Fekir, un pilar fundamental en lo referido a imaginación, desequilibrio y gol. El rendimiento de Lacazette no está siendo el mejor, ya sea por baja forma o razones puntuales de cada partido disputado. Creo que con la presión alta que suele ejercer el equipo de Nuno y el orden defensivo que puede añadir Abdennour, el equipo ché debe tener como objetivo quedar por encima de un Lyon que aún tiene que mejorar.

Lyon once

ZENIT (por Marco Casinos)

● Contexto

El dinero no da la felicidad, o eso deben pensar los aficionados del conjunto de San Petersburgo cuando ven que no existe correlación alguna entre la importante inversión económica realizada gracias al dinero de Gazprom y el número de títulos conseguidos hasta el momento. Asiduo en las últimas ediciones de la Champions League, pero sin interpretar un papel demasiado loable. En la última ocasión en la que lograron acceder a los octavos de final (2013-14), cayeron ante el Dortmund en una eliminatoria en la que fueron netamente inferiores. El año pasado, el Zenit no fue capaz de acceder a las rondas del KO pese a estar encuadrado en un grupo asequible (Mónaco, Leverkusen y Benfica). Su andadura en la liga rusa tampoco ha comenzado con paso firme y de momento la incertidumbre y las elucubraciones preponderan sobre las certezas en el conjunto de Villas-Boas.

● Análisis y opinión

El Zenit de San Petersburgo acostumbra a jugar con un 4-3-3 (4-2-3-1 en ocasiones) desde la llegada del técnico portugués, con un once titular mucho más definido que el del Valencia. Un bloque más sólido y ordenado desde que André se sienta en el banquillo y que gracias a jugadores como Garay o Javi García, en los últimos años han ganado en contundencia y equilibrio. En la parcela ofensiva tienen jugadores capacitados para marcar la diferencia en cualquier momento, pero la venta de un notable delantero como es Rondón y con una política de fichajes mucho más austera, el combinado ruso, con más nombres que realidades, no debería suponer un óbice demasiado grande para un Valencia que si hace lo toca, estará sin duda en los octavos de final. Los de Nuno tendrá que visitar San Petersburgo a finales de noviembre y las bajas temperaturas pueden suponer un escollo importante para un grupo que no está acostumbrado a moverse en ese tipo de escenarios.

“Pedro el grande construyó San Petersburgo. Yo quiero construir un equipo de fútbol que sea tan grande como el fundador de su ciudad” − André Villas-Boas

Hulk será la principal amenaza para la defensa blanquinegra, que tras incorporar al tunecino Abdennour, puede enfrentarse a rivales con jugadores de primer nivel con la tranquilidad de tener a dos centrales (Mustafi-Abdennour) solventes y contundentes; los chispazos individuales de un Danny venido a menos y la finura de Shatov, cierran el potencial ofensivo de un Zenit que no está logrando cohesionar a sus estrellas de forma sostenida a lo largo de los partidos. En la medular, Axel Witsel no está justificando los 40 millones de su traspaso y en el pasado mercado de fichajes estuvo cerca de cambiar de aires. Tiene todas las condiciones para ser el centro neurálgico de su equipo, pero es igual que el estudiante vago que se pasa las horas lectivas estirado en la cafetería esperando a que los apuntes le lluevan del cielo, y jamás hinca los codos hasta el mes de exámenes.

El Valencia ha tenido la suerte que no tuvo en el sorteo de la fase previa y no clasificarse para los octavos de final sería un fracaso mayúsculo. El combinado ruso, pese a estar en el primer bombo no creo que sea el rival a batir para el Valencia, y sí un Lyon que por jugadores y bloque, transmite sensaciones más alegres y positivas. En Europa, el Zenit no está sabiendo competir y fuera de casa, sus prestaciones descienden drásticamente en un equipo frío por naturaleza. Del conjunto campeón de la UEFA en 2008 que puso sobre aviso al continente europeo sólo quedan los rastros.

once Zenit

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s