Un secreto a voces se hizo oficial el pasado 6 de julio: Zakaria Bakkali vestirá la camiseta del Valencia hasta 2020. Es un chico muy joven (19 años) que llega con el aval de un gran porcentaje de la afición. La principal razón es que llega con la carta de libertad tras no renovar con el PSV Eindhoven. Extraña decisión siendo un chaval que apenas ha jugado una veintena de partidos con uno de los equipos más importantes de Holanda. Lo normal es que, teniendo el potencial que sugieren sus ratos en Champions o su hat-trick ante el NEC Nijmegen, hubiese decidido quedarse un par de temporadas más para terminar de curtirse y que ello le sirviese como trampolín. Pero el proceso que muchos futbolistas tardan años en recorrer, él decidió andarlo en unos meses: quiso marcharse. Su trayectoria en el club la traza perfectamente Tomás Martínez Pés (enlace abajo):

“Sin embargo, la pesadilla de Bakkali empeoró a medida que pasaban los meses. No sólo era cuestión de que Cocu dejara de confiar en él, sino que tampoco lo hizo el técnico interino, Ernest Faber, cuando el primer entrenador del PSV se tuvo que alejar provisionalmente de los banquillos para operarse de un tumor benigno en la espalda. De hecho, con Faber el joven extremo internacional con Bélgica vivió uno de los peores episodios con la camiseta de la Philips. En el partido de homenaje a Park Ji-Sung, disputado con la temporada ya finalizada, Bakkali fue sustituido tras 16 minutos. El propio Faber señaló a Bakkali, titular en este choque. No solo lo sustituyó, sino que también sentenció que no estaba nada satisfecho con el compromiso mostrado sobre el campo. Aunque fuera un amistoso. En el horizonte, la negociación de un nuevo contrato. Bakkali seguía ligado al PSV hasta junio de 2015 y el club, pese al rendimiento de su joven promesa en los meses anteriores, estaba interesado en renovar su vinculación con la entidad. Hasta que el PSV consideró que la actitud del futbolista no era la adecuada y se cansó, pues Bakkali daba largas e intentaba aprovecharse de su situación. La opción de que se marchara en verano era cada vez más probable. Bakkali posee un gran potencial, pero al fin y al cabo se trata de un chico de 18 años que no iba a durar en Eindhoven”.

Tomás Martínez Pés (Marcador Internacional, 11 de noviembre del 2014)

Entonces queda clara una cosa: el Valencia ha fichado a uno de los jugadores con más potencial de Europa, pero con una mecha que ha resultado ser muy corta, casi tanto como su edad. De ahí que lo bueno de todo esto sea el precio del traspaso: 0 €. El riesgo económico por haber traído a Bakkali es nulo. A partir de ahí, sólo queda valorar lo actitudinal y lo deportivo. El primer factor es el verdadero riesgo, ya que compras a un chico con un pequeño complejo de superioridad -insisto: con sólo 19 años-. Es decir, sabe lo que tiene, sabe lo que es, pero no sabe que tiene que demostrar muchas cosas antes de considerarle lo que puede llegar a ser: un jugador de un nivel muy alto.

“Su personalidad y la seguridad en sí mismo intimida. Desde el día del debut en el PSV asumió la responsabilidad de sacar los córneres que se botaban desde la izquierda. Antes de su debut absoluto su protagonismo era indiscutible, pues todos sabían cuando saltaban al campo –Bakkali incluido– que no había nadie como él. Ha dado el salto y parece no haber cambiado nada. Pide el balón, el ataque se vuelca sobre su banda, no duda en volver a encarar cuando pierde un envite y jamás se esconde. Queda por ver cómo reaccionará cuando, asentado en la élite, le vengan mal dadas, porque hasta hoy su vertiginosa carrera aún no le ha puesto en esta tesitura”.

Alberto Egea (Perarnau Magazine, 15 de agosto del 2013)

El segundo factor (el deportivo) es el más interesante a corto plazo. No es difícil saber qué tipo de jugador es Bakkali, puesto que ha jugado muy poco y tiene muchos vídeos de highlights. Pero aquí queremos ir un poco más allá, como de costumbre, y hablar con alguien que sí vio ese pequeño periodo de explosión. Rubén Martín es el elegido para hacerle las preguntas pertinentes habituales: quién es, cómo juega, qué puede aportar en el Valencia y si es o no un buen fichaje. Sabemos que es extremo diestro, que juega en la derecha habitualmente y que tiene una punta de velocidad tremenda.

P: ¿Quién es Bakkali y en qué posiciones puede jugar?

R: Zakaria Bakkali (26 de enero de 1996) es un jugador belga de ascendencia marroquí. Es extremo y puede jugar en ambos costados. A los 12 años dejó su Lieja natal para jugar en las categorías inferiores del PSV Eindhoven neerlandés, donde fue ascendiendo a una velocidad vertiginosa jugando, casi siempre, con compañeros mayores. En 2011 -con 15 años- disputó la ‘Nike Cup’, prestigiosa competición en la que se han lucido muchas de las grandes estrellas actuales. En ella, como no, sería elegido como mejor jugador.

Puede jugar tanto de extremo izquierdo como derecho. Su irrupción en el primer equipo llegó desde la banda derecha, ya que el costado izquierdo tenía nombres y apellidos: Memphis Depay. Aún así, creo que el carril izquierdo (pierna cambiada) es más idóneo para él. Los intercambios de posición eran habituales entre ambos extremos.

¿Cuáles son sus principales virtudes?

Sus principales virtudes son la velocidad, la potencia y su capacidad en el uno contra uno. Es un jugador eléctrico. Tiene un tren inferior muy fuerte, lo que le permite arrancar en velocidad y dejar atrás a los defensores. Su 1,64 de estatura le permite zafarse fácilmente de los ellos. La velocidad que alcanza conduciendo la pelota no está al alcance de muchos futbolistas, aspecto al que beneficia el buen manejo del cuero con ambas piernas. También posee un buen disparo, aunque no es su mayor cualidad.

¿Y sus defectos?

Su mala cabeza. A sus 17 años no puede demandar ser indiscutible en el primer equipo y empezar a coquetear con otros clubes. Le ha perjudicado muchísimo, ya que podría haber jugado al menos minutos de calidad o haber disputado un puesto como titular durante la temporada que acaba de terminar. Otro defecto es su individualismo. Sí, Zakaria es un poco ‘chupón’. Es cierto que no es mal asistente, y así lo demostró en su media temporada en el PSV, pero es un jugador que muchas veces termina mal la jugada.

Tiene potencial para llegar a ser…

Tiene potencial para ser un muy buen extremo en el fútbol de élite. Condiciones, todas. Habrá que ver si va quemando etapas y su mala cabeza no pasa factura en su carrera deportiva.

¿Qué papel le auguras en el Valencia?

El actual Valencia, más con la competencia que hay, creo que le viene algo grande. Lo más lógico sería una cesión a un equipo de Liga BBVA para aclimatarse a la competición y disputar minutos. No le vendría bien tener un papel testimonial en el equipo, algo que además podría crear malestar en el vestuario.

¿Buen fichaje o demasiado riesgo?

En líneas generales me parece un gran fichaje. A coste cero, 19 años, promesa del fútbol mundial con muchísimas cualidades. Más que riesgo lo veo como incógnita (sólo unos 20 partidos en el fútbol de élite). Al fin y al cabo cualquier jugador de esta edad no consagrado es un riesgo. Pero es una apuesta de futuro. Si el Valencia y él mismo gestionan bien esta situación, puede ser un fichaje muy acertado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s